Xelola Comunicación y Eventos.

Empresa Valenciana dedicada a la comunicación integral. Mk, Web, Prensa, Protocolo, Eventos.


1 comentario

Gandia versus Shore

Esta es la Gandia que yo conozco:

Cova ParpallóPalacio Borgia

La Gandia de los Borgia, la de Ausias March, de la Cova Parpalló y también la que propone una de las ofertas de sol, playa y gastronomía más potentes de la Comunitat Valenciana. Esta es la población que como valenciana históricamente yo conozco. Un municipio precioso, con unos habitantes que hacen su vida tranquilamente como en cualquier otro lugar.

Este municipio, capital de la Safor vende toda esta oferta turística a través de diversas plataformas que ilustran a la perfección qué es la ciudad y cuales sus puntos fuertes.

visit gandia

Pero después existe otra Gandia;

¿Quién ha creado este municipio paralelo? Un argumento simplista le echaría todas las culpas a la MTV por traer la versión española de uno de los realities más importantes de la cadena hasta las orillas de Gandia. Evidentemente la emisión de Gandia Shore ha ayudado a fomentar la injusta imagen de “chonismo” que ahora tiene el municipio pero la MTV sólo ha hecho lo que sabe hacer: entretenimiento; ¿quién se lo ha permitido?

Según se publicó en diferentes medios de comunicación, había tres posibles emplazamientos para el programa, Lloret de Mar, Benidorm y Gandia. Desde la productora y según publicaba el periódico El Mundo, afirmaron que se decidieron por la capital de La Safor por las grandes facilidades que habían tenido desde el consistorio. En el mismo artículo se explicaba que tanto la casa dónde vivían los participantes como el bar en que trabajaban eran propiedad de familiares directos de concejales del ayuntamiento.

La última puesta en escena de esta ciudad de la fiesta desenfrenada se ha producido en la Feria Internacional de Turismo (FITUR). El municipio acudía a la cita anual más importante del sector en España con su oferta de siempre y un proyecto “polémico” para urbanizar una de las pocas playas vírgenes que aún quedan en el término municipal, pero hasta esto último pasó desapercibido frente a estas dos chicas.

Azafatas Discoteca Gandia Fitur

Son azafatas contratadas por una discoteca, dicen los responsables, que eran totalmente ajenas a la oferta oficial de la ciudad pero ¡qué más da! … viendo el jolgorio que se organizó alrededor de las chicas, con políticos que incluso gustosamente se hacían fotos con ellas cualquiera diría que el municipio se siente a gusto con la imagen que le ha caído.

rus azafatas

Por eso la pregunta es clara, ¿Quiere Gandia dejar de lado esta imagen? o ¿se siente cómoda con aquella frase de “que hablen de ti, aunque sea mal”? En el artículo de El Mundo que comentaba el reality se le daba voz al portavoz del equipo de gobierno. Destacables tres freses, “la imagen de Gandia no sale perjudicada, la de los concursantes sí”, “salen buenos planos aéreos de la ciudad” y “el consistorio quiere que el programa quite el nombre de Gandia del título”.

Con el tema de Fitur, muchas fueron las voces anónimas que pusieron el grito en el cielo argumentando que la ciudad volvía a estar en boca de todos por el chonismo y ya puestos la imagen sexista que trasmitían las dos azafatas neumáticas. Desde los poderes públicos declaraciones como la del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra que prefería que a la Comunitat se la conociera por otras cosas o la del alcalde de Gandia desvinculando a las chicas de la oferta oficial de la ciudad. Lo que es bien cierto es que por si faltaba algo, llegó la guinda del pastel y la MTV anunció durante el desarrollo de la feria que estaba preparando ya la segunda temporada de Gandia Shore.

¿Qué deberían hacer los responsables de la imagen del municipio si estuvieran interesados en dejar de lado a los ciclados, las gatas, las cores y los labradores?. Muy complicado revertir opiniones que ya forman parte del imaginario colectivo, pero no todo está perdido:

-Tener paciencia, los cambios a positivo no se producen en dos días, son fruto de años de trabajo e inversión económica.

-Integrar en la labor de cambio de imagen a todos los estamentos y colectivos de la sociedad. Mostrar la verdadera imagen de Gandia, la de sus gentes.

-Tener claro cuál es el modelo de ciudad que se quiere ser y por tanto comunicar. No vale decir somos la ciudad de los Borgia y después decir que un programa de televisión como Gandia Shore saca buenas imagen aéreas del municipio.

-Poner en marcha una campaña integral de publicidad y comunicación para transmitir que Gandia es mucho más.

-Procurar salir en los medios por una oferta cultura existente y también creada de cero. Estudiar eventos exclusivos, años culturales, mercados temáticos, museos, edificios históricos, jornadas gastronómicas, congresos, simposios, rutas. Llenar el calendario de citas que puedan resultar interesantes para diferentes tipos de públicos.

-¿Sabían que Gandia tiene un campus universitario? Es de la Universidad Politécnica de Valencia y en él también se desarrollan actividades de la más diversa índole.

-Evitar que cualquier cargo público muestre comprensión con actuaciones que relacionan a la ciudad con una imagen distorsionada.

-No dejar de apostar por el ocio nocturno pero desvincularlo de la imagen actual de desenfreno. Los negocios privados pueden hacer lo que quieran pero desde los poderes públicos se puede promover el ocio responsable.

Son sólo algunas de las cosas que se pueden hacer pero hay muchas más…, posiblemente mientras se continúe emitiendo el programa la imagen de desenfreno seguirá viva, pero al mismo tiempo luchará con la imagen real de la población.

Anuncios


1 comentario

El negocio de los sabelotodo

En tiempos pasados, vamos a poner, hace unos 20 años los expertos estaban en las instituciones académicas. Desde sus atalayas culturales miraban hacia abajo al resto de la población, eran gente leída, versada y admirada. Publicaban libros porque eran expertos en las más diversas materias y la gente acudía a las librerías y los compraba para intentar asumir un 1% de todo el conocimiento que ellos atesoraban en sus mentes.

top-fashion-blogs-for-womenAhora este cuento que parece tener siglos aunque sólo han pasado un par de décadas se ha quedado anticuado. Los expertos, los verdaderos expertos siguen en sus instituciones académicas pero los otros, los que son admirados hoy por hoy están por todas partes.

Enchufamos la televisión y ahí están los expertos mediáticos de la economía. Nos explican la crisis aunque ninguno de todos supo predecirla, los pocos que la predijeron siguen en los claustros universitarios. Si cambiamos de canal tenemos expertos en cocina que juzgan en el programa de moda ¿quiénes son? ¿Cuántos estrellas Michelin tienen? .Podemos también irnos al mundo de la moda y la estética, en la red hay miles de páginas web, blogs, redes sociales llenas de expertos que nos dicen cuáles son las tendencias que se llevan ahora y en la próxima temporada, cómo maquillarse, qué rizador de pelo es mejor,porqué este producto me va bien para el cabello etc. ¿Qué opinan en las pasarelas de alta costura de Paris de todos estos “expertos”? ¿Tienen en cuenta sus opiniones?

elgrandebateLo que está claro es que la aparición de esta masa de expertos ha cambiado el mundo en general y en particular el sector de los medios de comunicación. Ahora lo que se lleva no es sacar en el informativo de turno a un catedrático que te explique por qué la zona euro sigue sin crecer, la moda es construir una mesa de “expertos” que debatan sobre el tema para que nada nos quede claro a los que lo estamos viendo. Lo mismo sucede con la prensa escrita, su mayor competencia ahora son los “expertos” de la red. Si volvemos a la prehistoria cuando alguna empresa tenía algo novedoso o exclusivo que contar enviaba una nota de prensa. El periodista valoraba el carácter informativo de la nota y si lo tenía se ponía en marcha para hacer una noticia o un reportaje. Ahora si eres una gran multinacional puedes seguir funcionando de esta manera, si eres una pequeña empresa no tienes nada que hacer.

espejopublico

A las PYMES les quedan los “expertos” en la red. Tienes que conseguir que alguien que tiene miles de seguidores en twitter, facebook, blog etc te prescriba, y evidentemente esto no va salir gratis. Hay que pagar, por muy innovador, exclusivo y diferente que sea tu producto. Pero si nos paramos a pensar ¿Quiénes son estos expertos? ¿Dónde estudiaron? ¿Qué currículo tiene? ¿Qué conocimientos sobre nuestro sector? No sabemos nada ellos, tampoco se lo preguntamos, sólo miramos su número de seguidores, no sabemos si están realmente capacitados para ofrecer una opinión instruida sobre nuestro producto. En realidad ¿merece la pena abonar cualquier cantidad para que alguien del que no sabemos nada y si siquiera se lo preguntamos nos prescriba?

En resumidas cuentas ser un “experto” de los de ahora es un gran negocio. Simplemente tienes que tener una apariencia impecable y una seguridad al hablar aplastante que hipnotice al personal, de los conocimientos que te pueden avalar mejor no hablar si al final interesa el número de seguidores y los ingresos millonarios a final de mes. Ejemplos de metidas de pata de estos nuevos “eruditos” también las hay pero pasan desapercibidas porque la información corre tan deprisa que nadie se para a pensar en el calibre de la “tontería” que ha salido de la boca del experto de turno hace 5 segundos.

¿Cómo cambiar esta tendencia que ha adquirido la sociedad? Desde Xelola. Comunicación y Eventos sinceramente, no os vamos a engañar, no tenemos ni idea. Lo único que tenemos claro es que a la hora de buscar conocimiento intentamos acudir dónde ha estado siempre, en las instituciones académicas y si hay que hablar con un “experto de nueva generación” pedid credenciales, sin miedo a preguntar ¿Por qué son expertos?

Para acabar nos vamos a poner en la piel de un “experto” y os vamos a recomendar un reportaje de Documentos TV de lo más clarificador sobre el mundillo de los nuevos sabelotodo.